El taller

T19

En 1980, yo compartía un taller creado en un piso de la Urbanización Alipark, en la Avenida Aguilera de Alicante. Mis compañeras en el comienzo fueron Amelia Lledó, María Ponsoda y Ángeles Antolí. Dábamos clases, preparábamos nuestras exposiciones… Teníamos personalidades muy distintas, pero juntas éramos una bomba de creatividad, de alegría… Fueron unos años geniales.

Hacia 1984, quedábamos solo Ángeles y yo en el taller. A las dos nos habían otorgado una beca para experimentar con cerámica contemporánea. Inauguramos una exposición en el Casino de Villajoyosa, en la Sala Stefan.

Esta exposición trajo muchos cambios a mi vida. Entre ellos, el cambio de taller: un promotor, que había asistido a ella, me hizo un encargo para un pequeño mural en un edificio en Benidorm. Hice el trabajo, se colocó y quedaron muy satisfechos con el resultado. Eso hizo que, al cabo de unos meses, me volviese a llamar para encargarme dos murales para colocar en el exterior de un edificio. Las medidas de cada uno eran 40 m de alto por 2,88 m  de ancho… ¡Un total de 115,20 m2 cada uno!

Lo primero que tuve que hacer fue buscar un taller.

Yo tenía una casa de verano en el Altet y, como tenía niños pequeños, decidí buscar por la zona, en el campo del Altet, para poder estar cerca… ¡Y lo encontré! Me sedujo a primera vista el exterior: un campo enorme de palmeras, olivos, granados y, sobre todo, una inmensa bugambilla.

El interior de la casa era muy básico, hecho por el mismo dueño, pero los espacios se podían comunicar y mi cerebro empezó a ver lo que en un futuro podía ser: lo que hoy es el taller, era un antiguo gallinero. Lo comuniqué con el resto de la casa. Me gustaba esa conexión.

Para mi fue como un lienzo en blanco, lo que sería mi gran obra: conseguir un espacio mágico, lleno de pequeños rincones acogedores, repletos de encanto, donde la primavera, el verano, el otoño y el invierno son los protagonistas. En mi obra hay huellas de sus hojas, texturas con restos de sus palmeras, barros compuestos con su materia orgánica.

Mi lienzo aún está por acabar. Es una obra viva. Sigue evolucionando a mi ritmo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s